21/02/2024 - LOCAL - www.LebrijaDigital.es

Esta semana han comenzado las movilizaciones por parte del Ayuntamiento y las madres y padres con una concentración en las puertas de la delegación territorial de Educación, en Sevilla.

Este jueves, 22 de febrero, está prevista otra protesta en la puerta del propio centro desde primera hora de la mañana.

Un edificio con problemas en una de sus vigas obliga a la reubicación de decenas de niños del CEIP Juan Marín de Vargas, de Las Cabezas de San Juan, por este hecho la calidad educativa se ve mermada. Por ello, y por el peligro que supone para los más pequeños y pequeñas, más de 160 padres y madres se han concentrado este martes, 20 de febrero, en las puertas de la delegación provincial de Educación en Sevilla para exigir a la Junta de Andalucía el arreglo inmediato de este edificio clausurado por seguridad por parte del Ayuntamiento hace unos meses.

El alcalde de Las Cabezas, Pepe Solano, junto con la delegada de Educación, Noemí Marchena comunicaban la petición de manifestarse y este martes acompañaban, junto a los tenientes alcalde Nieves Hernández, Violeta González y Borja Mena, a los propios padres y madres en la protesta. Desde el AMPA se han recogido más de 2.500 firmas para pedir que la Junta de Andalucía de soluciones a un problema que tiene en vilo a cientos de familias en esta localidad sevillana. En las puertas de delegación las madres y padres pedían un encuentro con el delegado, Miguel Ángel Araúz, y según informaron los representantes de los padres y madres afectados, así como el propio alcalde de la localidad, "tras más de dos horas y media, el delegado no nos ha querido recibir ni tan siquiera a los padres y madres, en estos momentos no existen colores políticos sino el único objetivo de dar a los niños y niñas de Las Cabezas un colegio digno y seguro", señalaba el primer edil cabeceño.

Solano animaba a los presentes a seguir luchando conjuntamente para que la Junta asuma sus competencias. Por otra parte, la delegada de Educación explicaba cómo se ha desarrollado todo este proceso que ha causado estas protestas. "La Junta de Andalucía no asume la responsabilidad de arreglar el edificio 'Carlos Gutiérrez' dejando claro el informe patológico de un especialista (ratificado por el propio técnico de la Junta) que el edificio plantea problemas de construcción" comenta Marchena. A todo esto, hay que sumar que el gasto estimado de la obra supera la mitad del valor del edificio, otro de los motivos por ley que alega el Ayuntamiento y que obliga a responsabilizarse de la obra a la Consejería de Educación. "No hablamos de un solo colegio, hablamos del futuro de nuestro pueblo", puntualiza la concejala responsable de Educación.

 

Las protestas continúan y ya está prevista una concentración en las puertas del CEIP para "encadenarse" desde las 07:00 horas aproximadamente de este jueves, 22 de febrero. "Ante una situación desesperada tenemos que llevar a cabo medidas desesperadas" apuntaba una madre que espera que el delegado recapacite y se ponga en la piel de los cientos de madres y padres que ven como la calidad educativa de sus hijos se ve perjudicada.

Las Cabezas de San Juan se manifiesta para exigir a la Junta el arreglo urgente del CEIP 'Juan Marín de Vargas'.

 

Esta semana han comenzado las movilizaciones por parte del Ayuntamiento y las madres y padres con una concentración en las puertas de la delegación territorial de Educación, en Sevilla. Este jueves, 22 de febrero, está prevista otra protesta en la puerta del propio centro desde primera hora de la mañana.

 

 

Un edificio con problemas en una de sus vigas obliga a la reubicación de decenas de niños del CEIP Juan Marín de Vargas, de Las Cabezas de San Juan, por este hecho la calidad educativa se ve mermada. Por ello, y por el peligro que supone para los más pequeños y pequeñas, más de 160 padres y madres se han concentrado este martes, 20 de febrero, en las puertas de la delegación provincial de Educación en Sevilla para exigir a la Junta de Andalucía el arreglo inmediato de este edificio clausurado por seguridad por parte del Ayuntamiento hace unos meses.

El alcalde de Las Cabezas, Pepe Solano, junto con la delegada de Educación, Noemí Marchena comunicaban la petición de manifestarse y este martes acompañaban, junto a los tenientes alcalde Nieves Hernández, Violeta González y Borja Mena, a los propios padres y madres en la protesta. Desde el AMPA se han recogido más de 2.500 firmas para pedir que la Junta de Andalucía de soluciones a un problema que tiene en vilo a cientos de familias en esta localidad sevillana. En las puertas de delegación las madres y padres pedían un encuentro con el delegado, Miguel Ángel Araúz, y según informaron los representantes de los padres y madres afectados, así como el propio alcalde de la localidad, "tras más de dos horas y media, el delegado no nos ha querido recibir ni tan siquiera a los padres y madres, en estos momentos no existen colores políticos sino el único objetivo de dar a los niños y niñas de Las Cabezas un colegio digno y seguro", señalaba el primer edil cabeceño.

Solano animaba a los presentes a seguir luchando conjuntamente para que la Junta asuma sus competencias. Por otra parte, la delegada de Educación explicaba cómo se ha desarrollado todo este proceso que ha causado estas protestas. "La Junta de Andalucía no asume la responsabilidad de arreglar el edificio 'Carlos Gutiérrez' dejando claro el informe patológico de un especialista (ratificado por el propio técnico de la Junta) que el edificio plantea problemas de construcción" comenta Marchena. A todo esto, hay que sumar que el gasto estimado de la obra supera la mitad del valor del edificio, otro de los motivos por ley que alega el Ayuntamiento y que obliga a responsabilizarse de la obra a la Consejería de Educación. "No hablamos de un solo colegio, hablamos del futuro de nuestro pueblo", puntualiza la concejala responsable de Educación.

Las protestas continúan y ya está prevista una concentración en las puertas del CEIP para "encadenarse" desde las 07:00 horas aproximadamente de este jueves, 22 de febrero. "Ante una situación desesperada tenemos que llevar a cabo medidas desesperadas" apuntaba una madre que espera que el delegado recapacite y se ponga en la piel de los cientos de madres y padres que ven como la calidad educativa de sus hijos se ve perjudicada.

PESCADERÍA MANUEL JURADO